La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado que a partir del viernes el uso de la mascarilla será obligatoria en bares y restaurantes de la región como medida de prevención contra la COVID-19. Además, el Gobierno regional retrocede y volverá a permitirse seis personas por mesa en las terrazas.

Estas medidas se aplicarán durante unas semanas a partir de este viernes, 5 de febrero. Ayuso también anunció que están estudiando, «en cuanto se pueda, y los datos de incidencia mejoren», la vuelta del toque de queda a las 00 horas. El pasado 25 de enero, la CAM retrasó el toque de queda a las 22 horas y restringió el cierre de los establecimientos no esenciales a las 21 horas.

Durante una reunión con representantes del sector de la hostelería, la presidenta informó sobre una nueva normativa para garantizar la ventilación en los bares y restaurantes que tildó de un «derecho de los consumidores».

Además, el Gobierno de Ayuso se comprometió a aportar ayudas económicas al sector por un valor de 85 millones de euros.

Podría interesarte: