Alfred Hitchcock dijo una vez: “Para mí, el cine son cuatrocientas butacas que llenar”. Pues bien, nos encontramos en un momento ante el cual el maestro del suspense se quedaría atónito. Salas vacías, estrenos siendo retrasados continuamente, el auge del streaming, y la amenaza constante de la desaparición del cine tal y como lo conocemos. Pero, ¿es esta situación tan oscura como algunos la quieren pintar?

Todo comenzó con el fatídico 2020, y el desastre mundial que todos conocemos. Un año que prometía, al menos en cuanto a superproducciones cinematográficas se refiere. El 2020 trajo consigo el declive más absoluto del sector cinematográfico. Una pandemia asoló el planeta, todo se paró, incluidos los cines. Y eso condujo a lo que todos nos temíamos: los retrasos en las fechas de estreno. En aquel momento, retrasos indefinidos. Las dudas y la incertidumbre campaban a sus anchas, y los estudios no tenían ni idea de qué hacer con esas películas que tenían en cartera.

Los meses pasaban y el vacío cultural continuaba. Algunas salas de exhibición comenzaban a cerrar. La primera en caer fue AMC, la cadena de cines más grande de EEUU. Al mismo tiempo, las plataformas de streaming crecían más que nunca. La pregunta más extendida era: “¿Es el fin del cine tal y como lo conocemos?” En los meses siguientes, los grandes estudios tendrían que decidir de una vez cuál sería su estrategia de cara al futuro.

La primera en dar señales de vida fue Warner, la cual anunció a finales de año que todas sus producciones se estrenarían simultáneamente en salas y en HBO MAX (estrategia que ya no llevarán a cabo en 2022). Decisión muy polémica, sobre todo entre el sector de profesionales de Hollywood. Warner recibió duras críticas por ello de, entre otros, los directores Denis Villeneuve (el cual tenía pendiente de estreno su adaptación de Dune), y Christopher Nolan (llegando a insinuar que no volvería a trabajar con Warner, siendo Tenet su último film con ellos). El resto de majors se dedicaron a retrasar sus estrenos de nuevo, siendo Disney la que más destacó debido a su completo silencio. Nada se sabía sobre si la compañía del ratón aprovecharía Disney+ para imitar la fórmula de Warner.

Pues bien, un año después (y tras multitud de retrasos y silencio por parte de dichas majors) la cosa parece que empieza a arrancar de nuevo. “Godzilla vs Kong”, traca final del universo de los monstruos de Warner, se ha consolidado a día de hoy como la película con más recaudación durante la pandemia, además de ser la más vista en HBO MAX, por encima de “Wonder Woman 1984” y “La Liga de la Justicia” de Zack Snyder. Por su lado, Disney anunció hará algunas semanas que “Viuda Negra”, la nueva apuesta de Marvel Studios, se estrenaría simultáneamente en cines y Disney+, como ya hizo anteriormente con “Mulán” o “Raya”.

En definitiva, ¿es la situación tan trágica como se vislumbraba en un principio? Siempre y cuando los cines se replanteen su modelo de negocio, podríamos volver a la normalidad más tarde o más temprano. El problema podría llegar en caso contrario, cuya consecuencia sería el dominio total de las plataformas, y el cierre absoluto de la mayoría de cines, salvo casos puntuales, que servirían como lugar de culto de los cinéfilos más puritanos. Ambos mundos pueden coexistir, pero necesitan una conversación urgente.

Podría interesarte:

Álvaro García
Álvaro García

Graduado en Realización de Proyectos Audiovisuales y en Iluminación y Captación de la Imagen. Ha dirigido diversos proyectos audiovisuales, especialmente Cortometrajes y Videoclips. Director y Escritor. Amante del cine.