La selección española de rugby XV ha dado un paso importante en su camino hacia el Mundial de Francia, que se celebrará el año próximo. Apoyada por numeroso público congregado en el Central de la UCM, la victoria de hoy es también un sentido homenaje a su compañero recientemente fallecido, Kawa Leauma.

España comenzó el partido muy bien con constantes ataques que desarbolaron la defensa de Rumania. Dos ensayos seguidos pusieron a España por delante, por 14-0, en prácticamente diez minutos, gracias a los pateos de Ordás, que transformó todos los que tiró. Reaccionó el conjunto rumano anotando, pero España volvió a la carga y F.Quercy y Ordás fueron los hacedores del 21-7. Rumania, siempre con el marcador en contra inició una jugada de ataque, pero Gimeno interceptó el pase y tras una larga carrera de 60 metros consiguió un nuevo ensayo. Era el minuto 27 y la distancia de 28 a 7 parecía inalcanzable para los rumanos.

La segunda parte fue muy diferente; si en la primera los «leones» habían mostrado una clara superioridad, en la segunda mitad fue Rumania quien comenzó atosigando a España, que estuvo acorralada en su zona defensiva más de diez minutos. Sin embargo, en un contraataque España sacó un golpe de castigo, que ¡cómo no! fue transformado por Ordás. Aunque la presión de Rumania seguía en aumento, fueron los españoles quienes volvieron a golpear con ensayo de Quercy y transformación de Ordás. España llegó a los 38 puntos, tanteo que fue recortado por los rumanos con dos ensayos y una transformación: 38-21.

España, después de 24 años, sueña con clasificarse para un Mundial de rugby. Aunque el paso de hoy ha sido casi definitivo, pues alcanza la segunda posición del grupo, tiene que ganar el próximo día 13, también en Madrid, a Portugal.

En el intermedio, la selección femenina compartió con los aficionados congregados en el Central su sexto título consecutivo, y noveno, de Campeonas de Europa de Rugby. Título conseguido ayer por la tarde al derrotar a Rusia por 27-0.

Podría interesarte: