El Parlamento gallego ha aprobado por mayoría absoluta (que tiene el PPdeG) la reforma de la Lei de Saúde autonómica, que permite sanciones entre 1.000 y 60.000 euros a las personas que no quieran vacunarse contra el coronavirus

El Gobierno de Alberto Núñez Feijóo comenzó a preparar esta reforma el pasado mes de noviembre de 2020 en la que se recogen varios tipos de infracciones. Las «infracciones leves» que se describen como «negativa injustificada a someterse a medidas preventivas, consistente en la vacunación o inmunización prescrita por las autoridades sanitarias, de acuerdo con lo establecido en esta ley», acarrearán una multa de entre los 1.000 y 3.000 euros.

No obstante, el documento de la Xunta también contempla las «infracciones graves», en los supuestos en los que pueda suponer «un riesgo o un daño grave para la salud de la población, siempre que no constituyan infracción muy grave», que supondrá multas desde los 3.000 hasta los 60.000 euros. Por su parte, los sanitarios que no quieran llevar a cabo una cuarentena comprenderán una infracción «muy grave» con hasta 600.000 euros de multa.

Se trata de la primera comunidad autónoma en establecer la obligatoriedad de la vacuna en España, pese a que el Ministerio de Sanidad anunció que «la vacuna no será obligatoria» y a la negativa del Gobierno de Pedro Sánchez a modificar la ley orgánica de salud. Los partidos nacionalistas y socialistas se han opuesto y han criticado esta reforma.

Una vez publicada esta nueva medida en el Diario Oficial de Galicia pasarán 24 horas hasta hacerse efectiva.

La incidencia de casos de coronavirus en Galicia es de 216 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, y 7.748 casos activos en la comunidad, siendo A Coruña el área más afectado con 2.524 casos activos. Ya se han administrado 170.560 dosis de la vacuna contra el Covid-19.

Podría interesarte: