El equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha estado durante las últimas cuatro semanas en la ciudad china de Wuhan para conocer el origen del virus, ha anunciado que el origen de la Covid-19 es animal y que no hay evidencias de que se produjeran transmisiones antes de diciembre de 2019.

Las teorías que llevan circulando desde el inicio de la pandemia sobre la posibilidad de que el virus se escapara de un laboratorio de Wuhan son «altamente improbables», según anunciaron los expertos. «No hay grandes evidencias de circulación del virus ni casos antes de diciembre de 2019» dijo la viróloga de la OMS, Marion Koopmans.

En cuanto al origen del COV-SARS-2, se confirma que es de origen animal; no obstante, aún se desconoce si los murciélagos, señalados como candidatos potenciales, serían el origen, ya que podría haber sido otra especie animal la responsable de transmitir el virus a los humanos.

El jefe de la delegación china que investigó el coronavirus en Wuhan, Liang Wannian, admitió en la rueda de prensa de hoy que, si bien los coronavirus hallados en murciélagos y pangolines son muy parecidos al COV-SARS-2, aún no se ha podido determinar que sean el origen.

El jefe de la misión de la OMS, Peter Ben Embarek, explicó las dos hipótesis más viables sobre la transmisión del virus: a través de un huésped animal intermedio o por medio de algún alimento congelado. Por ello, los expertos consideran de importancia investigar la cadena de suministros congelados del mercado de Wuhan, donde se detectó el primer brote conocido de coronavirus. Embarek no descarta que el origen del virus se diera en otras regiones del país asiático o incluso en otro país.

Podría intersarte: