Después de casi un año desde que se produjeron los hechos, los doce jueces han declarado por unanimidad al expolicía Derek Chauvin (45 años), culpable de todos los cargos por la muerte del afroamericano George Floyd. El jurado considera al expolicía culpable de tres cargos de homicidio («asesinato en segundo grado», «homicidio involuntario en segundo grado», y «asesinato en tercer grado»), y puede ser sentenciado hasta a 75 años de prisión. No obstante, al no tener antecedentes, la pena podría rebajarse hasta los doce años, aunque la sentencia no se conocerá hasta dentro de seis u ocho semanas. Este veredicto, que se logró en apenas 10 horas, supone un hito en la lucha contra el abuso policial y el racismo.

Cientos de personas que se encontraban a las puertas de la sede del juzgado de Mineápolis celebraron la resolución. Y es que las autoridades habían desplegado 3.000 soldados de la Guardia Nacional ante el temor de que se produjeran protestas si Chauvin no salía esposado.

El pasado 25 de mayo de 2020, Derek detuvo a Floyd en pleno día inmovilizándolo presionando su pierna en el cuello del afroamericano de 46 años durante más de ocho minutos mientras que éste le decía al policía «I can´t breathe», lo que le provocó la muerte por asfixia. Esta tragedia ocasionó movilizaciones, primero en la ciudad de origen, Mineápolis extendiéndose más tarde por todo el país estadounidense y el mundo, bajo el movimiento Black Lives Matter.

«Éste puede ser un gran paso adelante en la marcha hacia la justicia en Estados Unidos»

«Éste puede ser un gran paso adelante en la marcha hacia la justicia en Estados Unidos», dijo el presidente de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden. Por su parte, la vicepresidenta del país norteamericano, Kamala Harris, en un discurso en la Casa Blanca, expresó que aún queda mucho por hacer para acabar con la injusticia racial.

Y es que la reforma policial, que recibió el nombre de George Floyd, sigue estancada. Fue aprobada por la Cámara de Representantes en junio de 2020, pero fracasó en el Senado. Biden criticó que se tarde un año en llevar a cabo esta modificación: «En mis conversaciones con la familia Floyd, y hablé con ellos nuevamente hoy, les aseguré que continuaremos luchando por la aprobación de la Ley de Justicia en la Policía de George Floyd».

Este año, en marzo, se aprobó en la Cámara baja una propuesta de ley muy similar a la anterior para prevenir los abusos policiales. Aunque ésta tiene más posibilidades de ser aprobada, al no haber mayoría republicana en el Senado, se necesitarían 60 senadores a favor, por lo que 10 republicanos deberían refrendarlo (50 son demócratas y 50 republicanos).

Son muchos los cambios que se han producido en EE.UU. desde la muerte de George Floyd, 30 Estados han reformado 140 leyes policiales. Pero la realidad es más cruda, en los últimos tres meses se han producido 150 tiroteos a personas civiles. Las violentas imágenes de estos sucesos no terminan; cada año mueren cerca de 1.000 personas a manos de la policía estadounidense (el 40 % son personas negras desarmadas), y en lo que va de 2021, ya son 260 los muertos.

Podría interesarte: