Miles de personas marcharon hoy en la capital española contra el racismo, por las vidas de los negros y en protesta por la muerte del afroamericano George Floyd.


La concentración que estaba convocada frente a la embajada de los Estados Unidos en Madrid se convirtió en una marcha hasta la Puerta del Sol, controlada por un amplio dispositivo policial, que finalizó sin ningún altercado.


Al grito de «no justice, no peace» (sin justicia, no hay paz), «Madrid será la tumba del racismo», «Donald Trump criminal» o «Ninguna persona es ilegal», los manifestantes recorrieron las calles de Madrid con pancartas y banderas.

La concentración, organizada por la la Comunidad Negra Africana y Afrodescendiente en España (CNAAE), había recibido la autorización del gobierno para 200 personas; sin embargo, según cifras de la policía, fueron 3.000 los manifestantes que acudieron a la cita.

 

Podría interesarte:

40.4167754-3.7037902