El Bayern de Múnich consiguió el título de Campeón del Mundo de Clubes, lo que significa que ha logrado todos los títulos posibles en un sólo ejercicio; récord que hasta hoy sólo poseía el Barcelona de Guardiola.

Comienza el duelo atacando Tigres que fuerza un saque de esquina, pero pronto se estira el Bayern con ocasión para Levandovski. A los 15 minutos ha de salir Neuer a conjurar una de las pocas jugadas peligrosas de los mexicanos. Y dos minutos después marca el Bayern con tiro raso desde fuera del área, gol que es anulado al cruzarse en la trayectoria del balón Levandovski. Dos ocasiones más para el Bayern antes del descanso: parada de Nahuel a tiro de Coman, y tiro al palo de Sané.

A poco de la reanudación Gnabry avisa con un tiro que busca la escuadra del arco mexicano. Nahuel saca para que cabecee González buscando a Gignac, pero son los alemanes los que no cesan en su ataque. En el minuto 58 se produce la jugada decisiva. El VAR validará el gol de Pavard, aunque Levandovski parecía estar en fuera de juego, y además tocó el balón con el codo… El cuadro auriazul no responde al golpe, y los muniqueses continúan atacando, aunque relevan a los tres delanteros. En los últimos diez minutos se rompe el partido: el Bayern roba un balón al borde del área y Tolisso dispara raso despejando Guzmán el balón al poste; en el minuto 81 Gignac a punto de marcar en el área pequeña, pero no contacta con la pelota. Acto seguido, otro susto para Tigres: Salcedo retrasa de cabeza a su portero que está fuera de su línea de pase y casi marca en propia puerta. Aún tendrá otra ocasión muy clara el Bayern con doble parada de Guzmán.

«Creo que representamos muy bien a México» dijo Gignac. «Un segundo lugar es increíble para nosotros», prosiguió el máximo goleador de Tigres, y balón de plata del torneo. Y es cierto, pues Tigres ya había triunfado al eliminar en semifinales nada menos que al Palmeiras, flamante campeón de la Libertadores.

Podría interesarte: