El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha anunciado que presentará hoy al Ministerio de Sanidad su plan para que las farmacias de la comunidad puedan realizar test de antígenos.

Este plan pretende dar continuidad a la estrategia de test masivos por la que, según considera el consejero, podrían llegar a sumarse 500 oficinas de farmacias.

No obstante, los farmacéuticos (titulares, adjuntos, regentes o sustitutos de una oficina) tienen que estar acreditados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) y tendrán que superar un curso de actualización de conocimientos en coordinación con la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC).

Por su parte, la secretaria del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Mercedes González Gomis, explicó que tienen «los deberes hechos para hacer los test».

Las farmacias voluntarias que quieran llevar a cabo la realización de los test deberán contar con una zona específica, con buena ventilación y que deberá ser siempre desinfectada después de cada prueba.

Además, podrán llevarse a cabo de dos maneras: se podrán realizar los test en «un circuito acotado dentro del local» o bien cuando las farmacias se encuentren cerradas al público.

La realización de estas pruebas está dirigida «exclusivamente a las personas que no presenten síntomas», señaló el consejero, ya que las personas que presenten sintomatología deberán acudir al circuito asistencial.

Si Sanidad autorizara el plan de Madrid la semana que viene, Ruiz Escudero estima que podrán comenzar a realizarse test de antígenos en farmacias a lo largo del mes de diciembre.

Podría interesarte: