Hoy, 17 de mayo, se celebra el Día Mundial del Reciclaje que tiene como objeto concienciar a la población de la importancia y necesidad de reciclar para proteger el medioambiente y frenar el cambio climático.

España se encuentra en el puesto 18 de los países de la Unión Europea que más reciclan, por debajo de la media europea, según la Oficina Europea de Estadística, Eurostat. La tasa de reciclaje y reutilización de los residuos municipales en España fue del 34,7 % en 2019, muy por debajo del objetivo de la UE de llegar al 50 % para 2020. En febrero de este año, varias organizaciones denunciaron a España ante la Comisión Europea (CE) por incumplir el objetivo europeo de reutilización y reciclaje.

Por ello, el Consejo de Ministros que se celebrará mañana tiene previsto aprobar la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, con nuevas figuras fiscales verdes, como un impuesto de 0,45 euros por kilo de plástico no reutilizable. El borrador de este proyecto, al que tuvo acceso Europa Press, incluye dos impuestos, uno directo y otro indirecto. El directo supone el pago de 0,45 euros por kilo de plástico no reutilizable y el segundo, sobre el depósito de residuos en vertederos, la incineración y la coincineración de residuos que ya aplican unas comunidades autónomas pero otras no.

La ONG, Greenpeace, pone de manifiesto que el reciclaje es insuficiente y que, según datos de 2016, tan sólo se recupera el 25,4 % de los envases. Critican importantes ineficiencias del sistema de gestión de residuos, ya que no se garantiza el reciclaje pese a depositar los envases en su correspondiente contenedor. Envases pequeños (menos de 10 cm), los que contienen PVC u otros materiales complejos, las pegatinas y los bricks (salvo la capa de papel), no se recuperan. Además, productos como las toallitas higiénicas o las pajitas de plástico, «generan importantes problemas medioambientales».

Por otro lado, la pandemia ha empeorado la situación con un aumento de los productos de un sólo uso y con la aparición de productos masivos como las mascarillas, por lo que «es necesario implantar un sistema de devolución y retorno para la recogida de mascarillas». La ONG denuncia que países como Malasia o Tailandia reciben ingentes cantidades de residuos de España.

«España está lejos de poder celebrar este día»

Para el experto en residuos, Julio Barea, España está lejos de celebrar este día. «El 80% de nuestras basuras domiciliarias se recogen de manera mezclada, lo que supone que es prácticamente imposible reciclar o separar materiales para que puedan ser luego convenientemente reciclados. Tenemos que apostar por otras técnicas, ir más allá, apostar mucho más decididamente por la reducción, la reutilización y por técnicas que permitan ir recuperando lo más eficiente y mejor posible materiales como son los sistemas de devolución y retorno de envases”.

Sobre la nueva ley que está tramitando el Gobierno, Barea considera que tiene que incluir sistemas como son la devolución y retorno de envases para poder recuperarlos lo mejor y eficazmente posible; apostar decididamente por la reutilización de envases.

¿Qué pide Greenpeace en el Día del Reciclaje?

  • El fin del usar y tirar, con un cambio en los hábitos de consumo. Rechazar productos o que se importen desde lejanos países, donde ni las condiciones laborales ni los estándares ambientales estén garantizados.
  • Potenciar la reutilización y, para ello, necesitamos contar de nuevo con un sistema de devolución y retorno de envases (SDDR).
  • Fomentar la compra a granel y los envases rellenables.
  • No malgastar recursos, sino usar solo los estrictamente necesarios, dar durabilidad y buen uso a las cosas que tenemos y reparar las que se rompan. Se puede consumir sin necesidad de comprar, por ejemplo, aprovechando bienes públicos (como fuentes en lugar de agua embotellada), incentivando el préstamo, el intercambio o el alquiler, y reaprovechando materiales desechados.
  • Es necesario que, tanto las administraciones como las empresas, se involucren y faciliten estos cambios, con leyes y con cambios en sus negocios. pues la responsabilidad de la contaminación plástica, generada por el usar y tirar, está en sus manos.

Podría interesarte: