ÚLTIMA HORA:

Dimite el gobierno del primer ministro libanés, Hassan Diab.

Los beirutíes llevan días protestando en las calles tras la explosión que se produjo el pasado martes en el puerto de la capital libanesa que ha dejado 159 muertos y más de 6.000 heridos.

Los efectos son devastadores ya que hay más de 300.000 personas que se han quedado sin hogar.

Miles de personas se han manifestado durante los pasados días, entrando en varios ministerios del gobierno y en la sede de la Asociación de los Bancos, entre otros edificios, ya que responsabilizan al gobierno de la explosión.

Las manifestaciones, que se han cobrado la vida de un policía y cerca de 200 ciudadanos heridos, se convirtieron ayer en un nuevo choque entre las fuerzas de seguridad y los ciudadanos en el que hubo lanzamiento de gases lacrimógenos, piedras y balas de goma.

El primer ministro libanés, Hassan Diab, anunció el pasado sábado el anticipo de elecciones como «única solución» en un intento de paliar la situación.

Sin embargo, las protestas han provocado ya la dimisión de la ministra de información, Manal Abdel Samad, el ministro de Medio Ambiente, Demianos Qattar, además de 9 diputados del Parlamento (128). Los ministros de defensa, de interior y finanzas han mostrado también su intención de dimitir.

Ayuda internacional

La Conferencia Internacional de Donantes para el Líbano, celebrada ayer, organizada por el presidente francés, Emmanuel Macron, y respaldada por las Naciones Unidas, se comprometió en dar 252,7 millones de euros en ayudas de urgencia al Líbano.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), a través de su Oficina de Ayuda Humanitaria (OAH), enviará ayuda de emergencia al Líbano. Así, España enviará 10 toneladas de trigo y contribuirá con 50.000 euros al plan de respuesta de la Cruz Roja Libanesa para apoyar a los hospitales y atender las necesidades básicas de la población más afectada. Además, la Cruz Roja Española y la AECID han activado el convenio de emergencia para dotar de 100.000 euros al plan de respuesta de la Cruz Roja Libanesa.

Podría interesarte: