Desde 2007, el primer viernes del mes de agosto se celebra el Día Internacional de la Cerveza.

En la actualidad son innumerables los tipos y marcas de cerveza, (sin alcohol, fabricadas «en casa», ecológicas), que se consumen en el mundo. Por ejemplo, en Bélgica, cuya tradición cervecera ha sido declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, se fabrican unos 1.500 tipos de cerveza.

El año pasado se produjeron 34 mil millones de litros de cerveza en la Unión Europea, según datos de la agencia estadística europea, Eurostat. Esta producción equivale a unos 77 litros por habitante.

Alemania fue en 2019, el mayor productor de cerveza de la Unión con 8 mil millones de litros, haciendo que una de cada cuatro cervezas consumidas fueran producto alemán. A ésta, le siguen Polonia y España con una producción de 3,9 mil millones de litros de cerveza.

Entre los países europeos que más exportan están los Países Bajos con 1,9 mil millones de litros de cerveza, Bélgica con 1,7 mil millones y Alemania con 1,6 mil millones.

Las cervezas británicas se ponen a la cabeza entre las cervezas de importación, configurando el 47 % de todas las importaciones extracomunitarias (esta situación se dio cuando Reino Unido aún formaba parte de la UE). México ocupa el segundo lugar con el 21 %.

Cerveza y literatura

Para los amantes de la cerveza ha aparecido recientemente, de la mano de la editorial VISOR en su colección Visor de Poesía, una antología titulada «La cerveza, los bares, la poesía». La selección, realizada por el propio editor, Chus Visor, incluye no sólo poemas, sino todo tipo de textos que van desde el Poema de Gilgamesh hasta creaciones de autores actuales.

La cerveza es una de las bebidas más antiguas del mundo

La cerveza es una de las bebidas más antiguas; el primer documento escrito que habla de esta bebida es una tablilla sumeria del año 2.500 antes de Cristo. También fue parte de la cultura del antiguo Egipto, donde tenía la consideración de alimento. Posteriormente se extendería por el Mediterráneo gracias a  griegos y romanos, que la consideraban una bebida para pobres y bárbaros, frente al vino, más estimado entre las clases altas. Será durante la Edad Media cuando se desarrolle la producción de cerveza concentrándose en los monasterios. Fue un monasterio de Baviera, en el siglo XVI, la cuna de la cerveza Lager. Para competir con las oscuras Lager, se crea la pilsen, obra del cervecero alemán, Joseph Grolle, en la ciudad de Pilsen a mediados del siglo XIX. Con la revolución industrial y el desarrollo del transporte la cerveza se convierte en una bebida popular.

Podría interesarte: