El presidente estadounidense, Donald Trump, dio un paso atrás en su intención de vetar la aplicación china Tik Tok, después de que se retomaran las negociaciones de Microsoft por la compra de la aplicación.

Así, el mandatario de la Casa Blanca concedió un plazo de 45 días para que Microsoft y la empresa china ByteDance lleguen a un acuerdo de compra para controlar las operaciones de la aplicación en Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Las dos empresas tienen hasta el 15 de septiembre para la adquisición, según ha publicado la empresa tecnológica en un comunicado.

La polémica sobre el veto a la aplicación de vídeos cortos se debe a que, según las autoridades estadounidenses, representa, bajo la matriz china, una amenaza nacional por los datos personales que maneja.

«Entre otras medidas, Microsoft garantizaría que todos los datos privados de los usuarios estadounidenses de TikTok se transfieran y permanezcan en los Estados Unidos. En la medida en que dichos datos estén actualmente almacenados o respaldados fuera de los Estados Unidos, Microsoft se asegurará de que éstos se eliminen de los servidores fuera del país después de ser transferidos», publicó la empresa estadounidense.

La negociación entre las empresas por la adquisición de Tik Tok estarán supervisadas por el Comité de Inversión Extranjera en los Estados Unidos (CFIUS, por sus siglas en inglés).

Tik Tok cuenta con más de mil millones de usuarios y se posicionó en sexto lugar entre las aplicaciones más utilizadas en 2019, según Business of Apps.

De acuerdo con Senso Tower, la aplicación se ha descargado más de 2 mil millones de veces en todo el mundo.

Los jóvenes son los que más la utilizan, sobre todo en Estados Unidos que se encuentra en segundo lugar de usuarios después de la India, con cerca de 40 millones de usuarios.

Podría interesarte: