Tocó a su fin el polémico Mundial de Qatar. Argentina, que porfiaba con Francia por la tercera estrella mundialista se llevó el título después de jugar la prórroga y en la tanda de penaltis. La tardía aparición de Mbappé en el partido prolongó la ilusión de Francia ante una Argentina que jugó mejor y un Messi, que no tiene la velocidad del francés, pero que tiene mucho mejor toque y visión del fútbol.

Argentina llevó la iniciativa del juego desde el principio apuntándose el primer disparo a puerta en el minuto 4 por parte de Mac Allister, que tiró centrado a las manos de Lloris. El centro del campo argentino fue superior al francés y con sus pases rompió las líneas galas. En el extremo izquierdo del ataque suramericano reapareció Di María, que lanzó a las nubes un balón muy franco en la frontal del área. Hubo que esperar al minuto 13 para ver a Francia merodear por el área argentina con una combinación de Rabiot y Mbappé. En el minuto 20 Di María en una de sus incursiones es derribado por Dembelé dentro del área. Messi de tiro raso al poste izquierdo de la meta bate a Hugo Lloris, 1-0. En el minuto 35 gran contragolpe de Argentina que comienza con un toque exquisito de Messi y termina con un gran gol de Di María que cruza el esférico ante la salida del portero francés, a pase de Mac Allister, 2-0. A cinco minutos del descanso Deschamps hace dos cambios, retirando a Dembelé y a Giroud y dando entrada a Thuram y Kolo Muani. Lo último destacable de este primer período es la amarilla a Enzo Fernández por falta al recién incorporado Kolo Muani.

Apenas comenzada la segunda parte ya tiene que intervenir Hugo Lloris. Argentina sigue dominando el juego y en el 54 Rabiot, siempre superado por De Paul, ve la cartulina amarilla por falta a éste último. Los argentinos siguen creando jugadas de ataque y a falta de media hora Di María, que había creado mucho peligro por su banda, es sustituido por Acuña, mucho menos incisivo. Quedan sólo 20 minutos para el final y el seleccionador francés cambia a Griezmann y Theo Hernández por Comas y Camavinga. Estos cambios dan mayor ritmo al juego de Francia y en el minuto 78, Otamendi se come un balón que es aprovechado por Kolo Muani que se va hacia el arco argentino; el central lo derriba por detrás. Mbappé transforma y encorajina al equipo «bleu». Dos minutos después Mbappé a pase de Thuram iguala el encuentro. Esta película ya la he visto: como frente a Países Bajos, Argentina se ha desfondado en el último cuarto de hora. Francia está desatada y Thuram es amonestado por fingir un penalti; poco después, Giroud reciba también amonestación por protestar una posible cesión de un defensor al Dibu Martínez. Gran oportunidad para Messi que lanza con potencia, pero Lloris despeja a córner y tarjeta para Acuña por cortar el contraataque posterior de Coman. Así llegamos a la prórroga.

Fofana ha entrado al final del partido por Rabiot lesionado; y en la prórroga Scaloni por fin hace cambios para refrescar el equipo: Lautaro y Paredes sustituyen a De Paul y Álvarez. Como frente a Países Bajos, Argentina retoma el mando y goza de alguna buena jugada, como el tiro de Montiel que iba camino de la escuadra de la portería de Francia y es despejado de cabeza por Varane, o aquella de Lautaro. Y surge el Messi goleador; tras una jugada muy bien elaborada por Argentina, y después de que Lloris despejara un disparo a bocajarro, Messi remata y marca 3-2; aunque un defensor francés la saca, la pelota estaba dentro, y Francia protesta un posible fuera de juego, el gol sube al marcador. Cuando parecía que el triunfo caía del lado de Argentina, a falta de cuatro minutos, un disparo en la frontal del área es despejado con el brazo por Pezzella, que recibe amonestación. Este segundo penalti fue transformado también por Mbappé, que se convierte en el máximo goleador de este campeonato. En el último minuto de la prolongación dos jugadas pudieron cambiar el resultado: primero el Dibu Martínez despeja con el pie un disparo de Kolo Muani, y en el contraataque generado Lautaro cabecea fuera cuando se cantaba ya el cuarto gol.

Y así llegamos a los penaltis ¡Cuántos penaltis hemos visto en este Mundial de Qatar! Comienza Mbappé marcando, Messi tampoco falla el suyo. El lanzamiento de Coman es parado por el Dibu Martínez, mientras que Dybala transforma el suyo. Tchouameni lanza fuera desde los once metros y Paredes acierta. Quedan dos lanzamientos y a Argentina le basta con atinar una vez, mientras que Francia no puede volver a errar. Kolo Muani marca, pero también lo hace Montiel 4-2 para Argentina, campeona del mundo.

Podría interesarte: