La negociación del BBVA y del Banco Sabadell de cara a su fusión hizo subir sus cotizaciones en Bolsa en el día de ayer un 15,3% y un 24,6% respectivamente. Esto produjo un arrastre del sector bancario que subió en Bolsa. Señal del rumbo que estas negociaciones estaban tomando fue la venta por parte del BBVA de su filial en Estados Unidos por 9.700 millones.

«Además de reforzarnos financieramente, nos da una gran flexibilidad estratégica, para invertir de forma rentable en nuestros mercados, impulsando nuestro crecimiento a largo plazo y apoyando a la economía en la fase de recuperación, así como para incrementar nuestra remuneración al accionista», ha explicado el presidente del BBVA, Carlos Torres Vila, sobre esta venta.

Estas dos entidades aspiran a convertirse, gracias a su unión, en el primer banco en España. El nuevo gigante bancario alcanzará los 600.000 millones en activos, lo que le colocará en segunda posición, detrás de Caixabank-Bankia, (665.000 millones). El Banco de Santander quedaría en tercer lugar del ranquin nacional, (325.000 millones), aunque a nivel mundial seguirá siendo el primero.

En el panorama actual se avecina otra fusión, la de Unicaja y Liberbank, que se convertiría en la cuarta de España con unos activos de 109.000 millones.

La fusión de las entidades vasca y catalana representaría el mayor número de oficinas y de clientes. En cuanto a sus trabajadores, entre los dos bancos suman más de 46.000 empleados. Actualmente, Banco Sabadell está negociando una reducción de plantilla voluntaria que ronda los 1.800 puestos de trabajo. Como en todas estas operaciones se producirá un cierre de oficinas y ajuste de plantillas.

Podría interesarte: