En este artículo de Infórmate 360, el joven mago Arsenio Roberto Chow López nos cuenta en qué consiste el arte del ilusionismo, o también conocido como MAGIA. 

Con tan sólo 21 años, Arsenio se va abriendo paso en el mundo de la magia. Comenzó hace 3 años, en un lugar de Nicaragua donde la existencia de este arte es prácticamente nulo y ha ido avanzando a grandes pasos, hasta pertenecer, como lo hace en la actualidad, al grupo de magos a nivel nacional de Panamá, donde sigue desarrollando sus habilidades. 

¿Qué es el arte del ilusionismo?

Es un conjunto de sorprendentes trucos y habilidades que se realizan mediante juegos de manos, o con todo el cuerpo, y consigue hacer aparecer y desaparecer objetos y personas, o descubrir cosas ocultas, entre otras muchas posibilidades, que desafían el orden natural de las cosas.

Si la respuesta ha de darse de un modo subjetivo, según la opinión y creencias de las personas, ésta puede variar considerablemente.

Por lo general hay 2 tipos de personas con las que la mayoría de los magos, nos hemos encontrado, o al menos yo.

La primera es la persona analítica que sabe que el orden natural de las cosas no se puede alterar y busca la manera de saber qué tipo de secreto hay detrás de tales ilusiones. 

Luego está el otro tipo de personas, o espectadores, que por alguna creencia religiosa, atribuye todo lo visto por parte del ilusionista como obra de fuerzas sobrenaturales que prestan su poder al mago. 

¿Cuál es el trabajo de un ilusionista?

Un ilusionista o mago, es un artista, cuyo objetivo es entretener a las personas y hacer “volar” su mente mientras observan el espectáculo de magia, e incluso después del mismo. 

Una de las maravillas del arte del ilusionismo es generar en las personas esa sensación de sorpresa, incredulidad y alegría al mismo tiempo.

No hay muchas profesiones que puedan lograr ese tipo de sensaciones en un mundo donde las personas son tan reservadas e inseguras.

Dejarlos boquiabiertos, es la satisfacción del mago y la recompensa del duro trabajo que hay detrás del escenario. 

Arsenio R.C.L haciendo magia. Imagen de @LazyFilm507

Tipos de magia.

Existen varios tipos de magia, como por ejemplo:

  • La cartomagia, se realiza únicamente con un mazo de cartas. El mago puede descubrir qué carta tiene o eligió el espectador, puede cambiarle la carta, hacerla desaparecer, o incluso, cambiar la marca de bolígrafo que el espectador pintó en una carta y ponérsela a otra.

Con tan sólo un mazo de cartas un ilusionista bien preparado puede crear un espectáculo completo.

Arsenio haciendo trucos de magia con cartas. Imagen de @LazyFilm507
  • La numismagia, se realiza con monedas. Con este tipo de magia se pueden lograr grandes efectos como hacerlas desaparecer y aparecer en otro lugar, o cambiar un billete por otro de otro valor, entre otras muchas posibilidades.
  • El mentalismo, es una rama del ilusionismo y, en lo personal, una de mis ramas favoritas. Consiste en utilizar la ciencia, la psicología y la programación neurolingüística, para poder hacer algún tipo de ilusión de lectura mental. 

Un gran mentalista e hipnotista es el mexicano Jorge Astyaro. Incluso el famoso ilusionista español Jorge Blass, ganador de 2 premios en el congreso internacional Magic Valongo en 1995, comentaba: 

«Astyaro desafía los límites de tu mente. Aún no puedo creer las cosas que le he visto hacer».

  • La hipnosis, es un estado de inconsciencia semejante al sueño que se logra por sugestión y que se caracteriza por la sumisión de la voluntad de la persona a las órdenes de quien se lo ha provocado.

Puede que esta sea una rama de la magia que no esperaba ver aquí, sin embargo la hipnosis como medio de entretenimiento es algo espectacular.

Es posible hacer un show completo de hipnosis, al igual que un show de mentalismo, y un ejemplo de ello es el hipnotista Aryel Altamar.

Si no ha asistido a un espectáculo de mentalismo o hipnosis, definitivamente es una de esas cosas que quiere hacer en la vida y presenciar con sus propios ojos. No saldrá indiferente. 

Le animo a participar como voluntario en uno de estos maravillosos shows.

La Hipnosis no sólo es utilizada como medio de entretenimiento por los magos bien preparados, sino que también es utilizada con fines médicos, por psicólogos o especialistas en esta rama, para tratar algunos tipos de enfermedades o adicciones.

  • Pickpocketing, consiste en alterar la concentración de una persona y jugar con su distracción, con el fin de “tomar prestados” ciertos de sus objetos, ya sean objetos que guarde en sus bolsillos, o que lleve puestos, como la corbata, las gafas, o el cinturón, entre otros muchos. 

Es una rama muy entretenida de la magia.

Un gran maestro y ejemplo de esta rama de la magia es Apollo Robbins, un prestidigitador estadounidense que se describe a sí mismo como ‘ladrón de guante blanco y especialista en el engaño’. La revista Forbes lo ha llamado “un astuto manipulador de la atención”.

Tipos de espectáculos.

Así mismo, existen varios tipos de shows de magia, así como diferentes tipos de magos. 

Algunos graciosos como el gran Juan Tamariz, gran mago y maestro del arte, y otros un tanto más misteriosos, como David Blaine.

Todo depende del tipo de persona que sea el mago y cada uno encontrará su manera de transmitir el arte.

Los tipos de eventos en los que se puede hacer magia son infinitos.

Puedes presentarte en un teatro para cientos de personas, a esto se le llama show de escenario, o bien puedes trabajar en cualquier evento social, ya sea en un baby shower, cumpleaños, restaurante, bar, reunión de familia, o haciendo arte callejero.

Sí, así es, en el mundo hay muchos magos que se ganan la vida mostrando sus grandes ilusiones en la calle en vez de en algún teatro.

Me encanta hacer magia en la calle, ya que me permite conocer y conectar con muchas personas. Algunas incluso se han vuelto amigos muy importantes en mi vida.

Arsenio haciendo magia callejera. Imagen de @LazyFilm507

¿Es difícil ser ilusionista?

El camino del ilusionista no es sencillo en absoluto. Se dice que la magia es la madre de todas las artes, y es que esta conlleva mucho más de lo que se ve a simple vista.

Además de las muchas horas, semanas y años de práctica, un mago debe, como en todo ámbito de la vida, tener mucha confianza y seguridad en lo que hace, saber llevar la tensión y atención de las personas hacia un punto en específico de acuerdo al juego que esté realizando, tener el diálogo muy trabajado, inspirar confianza, transmitir el tipo de emociones que identifican el show, ya sea humor, tensión, o una mezcla de ambas, y saber manejar todo tipo de situaciones durante el espectáculo.

Como podrán ver, la técnica es sólo una parte del trabajo del ilusionista. El show requiere muchas más habilidades y destrezas sociales con las que conseguir llegar al público, transmitir aquello que persigues y provocar en ellos las emociones esperadas.

Absolutamente ningún detalle debe estar fuera de control. 

Sin embargo, todo este esfuerzo merece completamente la pena. Es una maravilla poder ver y sentir el asombro y alegría a las personas.

La razón que mueve mi alma de mago es, cambiar el día de nubes grises de algún espectador y convertirlo en un día lleno de energía. 

Bienvenidos al mundo de la magia, o como diría un mago ¡Abracadabra!.

Trucos de magia de Arsenio Roberto Chow López para infórmate 360.

La magia del amor.

Querido lector, espero que este artículo le haya ayudado a entender o a conocer, un poco mejor, el arte del Ilusionismo. Agradezco su atención y tiempo dedicado, y le invito a leer, si es de su interés, mi breve historia sobre cómo comencé en este hermoso arte y la gran enseñanza que me he llevado en el proceso.

Era el año 2012, el año del fin del mundo según el calendario maya, pero, a decir verdad,  para mí era el principio del despertar de mi curiosidad hacia al mundo de la magia.

En ese mismo año se estrenó en la televisión un programa de magia con el ahora conocido mago Dynamo.

Fue la primera vez que vi a un mago y, a mi corta edad, esos juegos de magia me dejaron realmente deslumbrado e impactado.

Fue entonces que decidí querer saber más sobre la magia, pero el hecho de vivir en un pueblo de Nicaragua donde los recursos para este tipo de arte son menos que nulas y, por supuesto, no disponer de internet, ni nada que no fuese un televisor, impidieron alimentar mi curiosidad.

Años más tarde, en el 2017, ya en una ciudad más céntrica, aunque casi con las mismas escasas oportunidades en este arte, volvió el sentimiento de adentrarme en el mundo de la magia.

Esta motivación llegó por el interés hacia una chica de mi universidad. Fue amor a primera vista, pero mi, por entonces, baja autoestima me impedía atreverme a hablar con ella.

Cuando me contaron que le gustaban las películas de Harry Potter, revivió en mí, el interés en la magia que tuve y que seguía dentro de mí desde aquel programa televisivo del mago Dynamo.

Sin pensarlo dos veces, comencé a buscar los medios para poder aprender juegos de magia muy sencillos para así poder tener una excusa y acercarme a ella.

Tiempo después de haber encontrado unos juegos sencillos de cartomagia en internet y de  practicar sin parar durante semanas con mis amigos de la universidad, tomé todo el valor que pude y un día planeado, me acerque a ella y a su amiga, me presenté con una voz muy baja y temblorosa y les pregunté si les apetecía ver un juego de magia, a lo que ellas, con una amable sonrisa, respondieron que sí.

Lo que estaba a punto de venir no me lo habría imaginado nunca. Después de tanto esfuerzo y dedicación en mis prácticas, y de haberlo repetido más de mil veces sin fallo, me puse tan nervioso que el truco de magia fue un completo desastre.

Nada resultó como lo había planeado, así que cuando terminé no tuve más que disculparme y despedirme con mucha vergüenza, a lo que las chicas respondieron nuevamente con una tierna sonrisa, pues se percataron que yo estaba muy nervioso y supongo que simplemente quisieron ser amables.

Y se preguntará: después de ese intento fallido ¿por qué decidiste seguir con la magia?.

Si hubo una parte que omití contarle hasta este punto, es la maravillosa enseñanza y cambio que tuve luego de todo este proceso.

Practiqué tanto estos trucos con personas que no conocía, que tuve que esforzarme en dejar mi timidez de lado al hacer los juegos de magia.

Y, poco a poco, fui notando que las personas reaccionaban de manera muy positiva a mi magia, y descubrí que me encantaba esa sensación de ir alegrando el día a personas que no conocía, por medio de mis entonces sencillos trucos de magia.

Y así fue como acabé más enamorado del arte de la magia que de la chica.

Sólo soy yo, una baraja en mano y estoy listo para llevarte a un mundo en el que podrás creer que lo imposible es posible.

Todo esto me dejó muchas lecciones valiosas, como esforzarme, ver cómo el trabajo tiene recompensa y mis habilidades técnicas y sociales iban mejorando, o tener un propósito de vida.

Esa chica y ese cariño fugaz que sentí por ella, fue mi propósito temporal, pero no sabía que eso me llevaría a mejorar como persona en todo el ámbito de la palabra y a encontrar el verdadero propósito de mi vida, o al menos uno de ellos, que es dedicarme al ilusionismo.

Es por eso, querido lector, que le animo, sin importar lo pequeño que sea tu propósito de vida, a esforzarse por ello.

Sólo depende de usted el hacer realidad tus metas y propósitos. Y no olvide, que hay malas situaciones en su vida, que dejan grandes aprendizajes, así como mi fracaso con la chica.

Y si aún no tienes un propósito de vida, te animo a buscar y experimentar cosas nuevas.